“La necesidad vital de un teatro libre”

Mi camino es mucho más árido, de picar piedra, levantar las cosas desde el convencimiento. Me gustaría acoger proyectos comprometidos y arriesgados, abrir las puertas a las compañías jóvenes y ayudarlas a hacer posible su arte, darles una parte mayor del taquillaje. Esta no será una sala para ganar mucho dinero, pero sí para probar cosas. Si nacen estas salas, si la gente viene, es porque hay necesidad de arte. Sin el art no se puede resistir tanta barbaridad”.

La nueva sala Dau al Sec no tendrá una programación estable y permanente, abrirá al ritmo de las propuestas que reciba o genere. Mercè Managuerra no limitará su trabajo a este espacio. En marzo actuará en la adaptació de El mercader de Venecia shakesperiano que se presenta en el Versus Teatre barcelonés, en que encarnará al personaje masculino de Shylock.